La última nevada y el buen tiempo, factores decisivos para cerrar con nota la temporada de esquí

El sector de la nieve afronta la recta final de la temporada de manera inmejorable. La nevada que cubrió Jaca y alrededores hace una semana no hizo sino mejorar las condiciones de la estación de Astún-Candanchú. Además, la temperatura de los días consecutivos a la precipitación fue óptima para la práctica del esquí, lo que atrajo a un mayor número de deportistas a la zona.

Los hoteles y apartamentos de la zona volvieron a experimentar una buena acogida, unas cifras que arrojan en los empresarios mucho optimismo de cara a las próximas semanas, decisivas para cerrar con buena nota la temporada de invierno.

Este miércoles, la estación ha abierto con 18 remontes, 65,5 km esquiables y 80 pistas disponibles. Estas buenas condiciones para practicar los deportes de invierno hace que más turistas visiten Jaca, una cifra que seguro que incrementará con la llegada de la Semana Santa, fecha que ya ha logrado colgar el cartel de ocupación total en muchos hoteles y casas de la zona.

La previsión del tiempo en Jaca habla de una subida progresiva de las temperaturas a lo largo de esta semana, alcanzando los 19 grados con sol para el fin de semana.

Aunque no será hasta finales de Semana Santa cuando se haga un balance global de la temporada, hay datos que hacen pensar que se alcanzará una cifra de visitantes más que positiva. De hecho, febrero se cerró con la mejor ocupación en cinco años, casi un 72% más que en el mismo periodo del año anterior.

 

Publicidad

 

 

 

Dejar un Comentario